martes, 26 de julio de 2011

Oh la lá! La France.

Nunca me han atraido mucho los diseños contemporaneos de líneas rectas, dibujos en cónica, abundancia de un único material, vamos lo que simplificadamente se viene llamando minimalismo y que actualmente está muy de moda en diseños de interior y exterior. Este movimiento viene reivindicando el famoso "menos es más".
No es que no me guste, porque si lo hace, pero quizás yo sea más de la vieja escuela, donde se busque la mezcla de texturas, los materiales, los olores, la propia esencia... la personalidad.
Navengando ,como de costumbre, me he cruzado con estas imágenes  "faite à Francia"









Yo no se vosotros, pero a mi estas imagenes me trasladan al mismo centro de Francia, ellas mismas pueden transmitir la brisa fresca que corre allí en verano, me trasladan a los vinos, a los campos de viñedos, a la tradición, al desayuno en la terraza, a jugar por las tardes con colores, telas. A leer un libro en la siesta.

lunes, 18 de julio de 2011

Hoy toca debate, de esos de los que encienden y cabrean a más de uno, situándonos en las diversas posturas que se pueden tomar en esta situación. Hoy ya me ha ofendido, que a estas alturas a alguien se le ocurra decir que "se debe acabar con los fucionarios incumplidores" y con la gente que va a cobrar el paro "porque sí". Artículo de El País

Bien Sr. Joan Rosell, entiendo perfectamente su postura, de hecho la apoyo. Pero no podemos coger el toro por el rabo y esperar a que se de la vuelta para que nos cornee, sino hacerlo bien, y empezar por donde realmente se debe empezar, pues Sr. presidente del CEOE hay que empezar por acabar con los políticos que son incumplidores, y que cobran "porque sí", pues muchos de ellos están elegidos a dedo, elegidos por #seramigodealguien y no soportan ni aportan nada a su cargo público. Vienen con la gran idea de que cuantos más nos representen, mejor atendidas estarán las peticiones de los ciudadanos. Qué brillante idea, somo el país con más representación política de Europa y así nos va. Y es curioso, esa gente cobra, esa gente coge y se pone el sueldo que le viene en gana, y qué quiere que le diga, sobran muchos.
Como muchos de los funcionarios que dice Usted que no son productivos, y bien es cierto y lo sabemos todos, que esto es así.
Como hay gente cobrando el paro y trabajando en B para tener doble sueldo, bien lo se yo y bien lo sabe Usted.
Como hay gente que supera con creces sus bienes y sus sueldos anualmente, y sus hijos sin embargo, tienen beca al final de año, alargando no 8 sino 10 años la carrera.

En fin, que es muy bonito hablar del ombligo de los demás, pero uno realmente no se si se acuerda de mirarse el suyo propio.

miércoles, 13 de julio de 2011

El día que pude ver martillos andantes.

Llevo unos días esta semana en el que cada uno de ellos  supera al anterior.  Dentro de ellos miro más incrédula las noticias, leo diversos artículos machacantes, espeluznantes, surrealistas si viviésemos en otra época. Días en los que ya no sabes dónde quedó plasmado el significado de la palabra democracia.

Empieza a salir a la luz el mundo de fantasía donde vivíamos, como un cuento de hadas donde los personajes visten trajes de corbata y zapatos bien pulidos, protagonistas escondidos en la sombra  manejando palabras e historias a su antojo, como pequeños dictadores  que matan a gente de forma tan lenta como dulce, pues el sabor del poder debe ser tan agradable al paladar como para perder durante el desarrollo del cuento, el fin o la moraleja de la historia.

Seamos positivos, cierto es que todo cuento tiene un final feliz, pero la pregunta es si ese final será para ellos o para los protagonistas secundarios de esta historieta, que sin hacer grandes cambios en nuestras vidas, nos han salpicado las consecuencias del manejo inmoral que han realizado “los que representan”  nuestros bienes, nuestras condiciones y nuestra cultura.

Hablan de cantidades con tantos ceros que pierdo la cuenta, cantidades que no llego a entender si realmente existían de forma física.  Hablan de dinero que se ha prestado y se ha gastado sin mesura, viviendo por encima de sus posibilidades sin llegar a pensar que quizás esa cantidad no vaya a poder ser pagada jamás, pero no importa, debían tener algún tipo de máquina que fabricaba billetes sin darse cuenta que el papel caducaba a los 5 años.

Esto ya empieza a preocuparme, porque sí que es cierto que no puedo hablar de un campo del cual no tengo un criterio fiable, pues yo no soy profesional de la economía. Pero si puedo hablar de los cimientos de esta gente, que ha perdido muchos valores por el camino, quizás encandilados por el brillo o el propio olor del poder.

Me quejo de que en mi país falta fomentar una educación para enseñar a emprender y que pueda crecer una persona interior y profesionalmente, y sin embargo no me había dado cuenta de que eso es realmente lo que quieren, que no pensemos, que sigamos como borregos lo que nos digan, nos enseñan a odiar al que no piensa como tú (haciéndote creer que piensas por ti mismo). Pues me van a perdonar, pero yo pienso seguir confiando en la educación de los valores, en el afán de superación y en el control justo y real de mi dinero. Pues sigo teniendo fe en el final feliz del cuento, aunque los malos sean como martillos andantes formando un ejército por y para el fin de poder gobernarnos  y ser manejados a su antojo.

lunes, 11 de julio de 2011

Presentación y manipulación de datos económicos.

Cojo prestado de un blog que suelo seguir con asiduidad: "Economía para principiantes", me ha resultado bastante interesante.
Es un artículo para aquellos que les gusta leer prensa económica. Trata de diferenciar, con gran habilidad, las distintas tasas que existen a la hora de medir el crecimiento económico. En el texto se trabaja con el PIB, pero lo podríamos trasladar también al IPC por ejemplo. La realidad es que en los medios de comunicación existe un baile de cifras muy difícil de descifrar.

Diferentes visiones y manipulación de datos

Sobre la crisis griega

Hoy me he levantado con la noticia de que Europa ya no puede ayudar más a Grecia. Ya se que este tema se sale un poco de arquitectura que es el que pretendo llevar al día en el blog, pero al fin y al cabo, esta crisis nos afecta a todos, y como el ladrillo ha tenido buena parte de culpa, pues este tema podría encasillarlo en él.
Sencillamente ya me aburre este tema, porque siempre es creado por los mismos. Europa abre el grifo a los paises de la Unión para que haya movimiento de dinero, evidentemente, si hay dinero moviendose, hay desarrollo y por lo tanto, beneficios. Es una teoría simple, pero no sencilla, pues no ese dinero no es real.

Para entender lo que ha pasado (basta leer diversos artículos de cualquier editorial de prensa) en Grecia (que es lo que realmente ha pasado en todos los paises) es lo siguiente:

Durante años, Grecia ha estado gastando dinero que no tenía. En las épocas de bonanza, el gobierno griego solicitó préstamos y lo gastó en aumentos de sueldos públicos y varios proyectos, por ejemplo las Olimpiadas de 2004. Al incrementar sus gastos, aumentó su déficit (la diferencia entre lo que un país recauda por impuestos y sus gastos públicos) y eso le generó problemas para pagar.
Cuando llegó el cambio de gobierno en Grecia, en octubre de 2009, el nuevo gabinete se dio con la sorpresa que el gobierno anterior había falseado sus estadísticas: el déficit de Grecia no era de 3.7%, sino alrededor de 13%.
Los bancos empezaron a verlo como un país incapaz de controlar su presupuesto, y se preocuparon por que tal vez no podría pagar sus deudas. Para reducir ese riesgo, los bancos endurecieron sus políticas de préstamo a Grecia, lo cual empeoró su situación pues ya no podía acceder a nuevos recursos. Además, varias agencias rebajaron la calidad de la deuda griega; es decir, el valor de lo que podría pagar ya no era alto, con lo cual el valor del euro disminuyó.
Para enfrentar la crisis, Grecia tuvo que implementar un plan de choque sobre su gasto público. Tuvo que subir el IVA (Impuesto al Valor Agregado) de 19% a 23%. Los salarios públicos disminuyeron en 16%. Y los pensionistas perderían parte de sus pagos. Como no podía ser de otra manera, se armó la de Dios en Grecia y empezó una crisis de protesta social.

Ahora, expliquemos la misma teoría pero con alcohol:

Ustedes abren un bar. Para aumentar sus ventas, permiten que sus clientes consuman licor ahora, y paguen después. Como el consumo aumenta, ustedes mantienen la promoción. Más personas llegan a su bar, y ustedes ,para ganar más, deciden subir el precio de los licores, mientras los clientes siguen debiendo el pago.
En el banco, notan que las deudas de sus consumidores son activos de gran valor, por lo que deciden ampliar los préstamos que ustedes solicitan. Al mismo tiempo, el banco convierte esos activos en “bebida-bonos”; los cuales pasan a comercializarse en el mercado internacional. No importa qué signifiquen o si están garantizados, son bonos que representan activos de alto valor. ¿Ya ven hacia dónde va esto?
Un buen día, la oficina de riesgo financiero del banco decide que ya es momento de cobrar esas deudas. Pero, como era de preveer, los clientes que iban a su bar se endeudaron tanto por la excelente propuesta que ustedes les ofrecieron, que ahora ya no pueden pagar. Como ellos no pueden pagar sus deudas, ustedes no tienen ni como pagar a sus proveedores, ni de dónde pagar los préstamos al banco. Sin el pago del préstamo, el valor de los “bebida-bonos” cae en picada.
Para salvar al banco, el gobierno decide intervenir creando un nuevo impuesto muy elevado, que pagarán los abstemios. A los abstemios esto no les gusta y empiezan las protestas.


Moraleja, hay que vivir acorde a nuestras posibilidades. Lo que está pasando en el mundo es muy serio.
Y por cierto, en cierto modo me alegro de lo que ha pasado (no por los verdaderos afectados que son los ciudadanos) sino por los compradores de deuda, que parece que entienden que es la mejor inversión enriqueciendose del sufrimiento de los demás. Que pague quién más se ha beneficiado de ese dinero público, que todos podemos señalar con el dedo y si no, a la cárcel, por mentirosos y ladrones.

jueves, 7 de julio de 2011

Arquitectura animal

No hay mal, que por bien no venga.

Hace seis meses, en Pakistán llovió como no se recordaba. De hecho en una sola semana cayó la misma cantidad de agua que se esperaba para toda una década. Los afectados humanos fueron millones, pero los animales también se vieron forzados a luchar por su supervivencia. Y esa es parte de la explicación de la fotografía que podéis ver ilustrando el post.
Estos árboles, recubiertos por completo de telas de araña, sirvieron de “isla de naufrago” a miles de estos arácnidos, que se vieron obligados a escapar de la lluvia subiéndose a los árboles. Desde entonces, las enormes colonias de arañas se han apoderado de las copas de los árboles (ubicados cerca de un lago) y no han vuelto a bajar al suelo.
Ahora, según puedo leer al pie de la foto, el extraño comportamiento de los artrópodos ha supuesto una pequeña bendición para los habitantes de la zona, llamada Sindh. Y es que este inusual fenómeno ha ayudado a que los mosquitos desciendan en número, ya que muchos se ven atrapados por las enormes telas casi inmediatamente después de abandonar las aguas, tras su fase de ninfa. ¿El resultado? Un descenso acusado en el riesgo de malaria para los lugareños.
Vamos, lo que yo decía… no hay mal que por bien no venga

Un pequeño apunte, no se si estos pequeños bichos se han inspirado en los diseños de una peculiar pareja de artistas,Christo y Jeanne-Claude tree. Curiosa anecdota. :)
Christo y Jeanne_Claude Imagenes

miércoles, 6 de julio de 2011

Con cabeza, por favor.

Si en paises nordicos donde tienen un clima lluvioso y nieva en abundancia tienen, por ello, cubiertas extremadamente inclinadas para evacuar el agua y aliviar el peso de la nieve. ¿Por qué en Murcia, que tenemos un clima precioso, no tenemos terrazas?
No se que tipo de norma constructiva hay, bueno sí, no es que sea una norma, es el mismo tema de siempre que parece repercutir en todos los campos, la denominada Avaricia.
¿Por qué poner terrazas, si eso me va a quitar metros? Total, las quito y así hago 5 pisos más y por lo tanto, mayor beneficio. Además aislar una terraza requiere mucho material y bastante mano de obra, mejor cierro y pongo una habitación que en verano llegue a 50 grados porque está a poniente y no puede poner ni un toldo en la fachada tan bonita que ha creado mi arquitecto.

No Señor promotor, se equivoca. Debe entender que hacer más pisos no supone mayor beneficio, sino crearlos de mayor calidad. Tenga Usted en cuenta que está construyendo el habitáculo donde va a vivir gente, donde van a soñar, donde van a vivir experiencias tanto buenas como malas. Si ayudamos a crear un sistema constructivo más cómodo para esa gente, si fuesemos más flexibles a la hora de crear, prefiero hacer menos pisos y por lo menos saber que estás haciendo las cosas bien, que hacer más y con distribuciones interiores absurdas, que todos sabemos que las hay. Tenga Usted en cuenta que tal y como están los precios, para dar un paso tan importante como comprar una vivienda, si somos más cercanos a ellos y a sus gustos, nos irá mejor a todos.
Así que dejense de tonterías y empiecen a construir terrazas, más grandes o más pequeñas, pero que podamos aprovechar este clima que tenemos la suerte de tener. Al fin y al cabo, el sol es alegría y salir a que nos de el aire también.
Si ayudamos a poner suelo a esa sensación, Usted vendería con mucha mayor eficacia, porque no es cuestión de hacer más para ganar más, sino de hacer las cosas, que en este caso son casas, con cabeza. Que últimamente, se ve que con la olor a dinero que salpicaba, parece que se le fué a mas de uno.

lunes, 4 de julio de 2011

Hablemos de reyes magos

Hablemos de todo lo que rodea nuestra profesión, de si existe la verdadera vocación o si estamos metidos todos en el mismo sobre por una circustancia común de querer dedicarnos a algo. Jóvenes, profesionales con aspiraciones a crecer, vocacionales, perdidos, ilusionados, todo tipo de gente sigue entrando en una profesión con un futuro demasiado incierto.

Tengo 28 años y me encanta mi carrera, pero poco a poco parece que voy perdiendo la ilusión por mi sector, por ver día a día como no avanza nada, por ver cómo la avaricia de los mismos rompió el mercado cuando se podría haber seguido tirando de él muchos más años, haciendo smplemente una construcción responsable. De como gente con un trabajo estable, niños con dotes de estudio, cualquier tipo de profesional con un título, dejaban sus "quéhaceres" para subirse a un caballo que circula a galope por los caminos del mercado, llenos de oportunidades, que te prometían poder gozar del estrellato de forma facil y sencilla. Y ahí estabamos nosotros, pobres novatos, ilusionados por desarrollar todo lo aprendido sin entender que no teníamos nada de especial. Porque tus conocimientos no servían para nada, porque lo que interesaba era ir rápido y abaratando para ganar más dinero. Meras marionetas en busca de un titiritero de nombre común, conocido en la farandula por dedicarse a hacer nada y que ahora se ha subido a la cabalgata de reyes, conduciendo carrozas empapeladas de oro.

Oportunidad, bonita palabra llena de falsas esperanzas, manchada con tintes de mediocridad y avaricia. Toda esa multitud de letras esconde la desesperación, las ganas de crecer, de tener que volver a empezar y ver como tu futuro, cada vez está mas lejos de tus manos.

No es que sea pesimista, es que hoy tengo mala sangre, porque cada día busco una o cualquier salida profesional, bajando cada vez más mis aspiraciones y agarrada de la mano de ella está mi autoestima. Dias llenos de baches, de cuestas enpinadas que te ponen a prueba y buscan muy dentro de ti donde está guardardo tu optimismo para cogerlo y anularlo. Dias de los que tardas otros tantos en volver a recomponerte.

Yo soy tan solo un pequeño eslabón de una cadena que va creciendo día tras día. Como si nos avalanzaramos todos a una puerta cerrada y de la que cada vez quiere salir más gente, una puerta que nunca se abre y empiezas a sentirte más agobiada, con mas calor, con mas sensación de aplastamiento, con mas ansiedad por salir...

No hablo en primera persona, hablo por muchos que están en mi situación. Hablo por amigos que nos apoyamos los unos a los otros y que mantenemos la ilusión, la sonrisa y el compañerismo de siempre. Hablo por gente que no tiene culpa de nada y que le llueven hostias como si fuesen los culpables esta situación, como si fuesen imbéciles, como si fuesen los Reyes Magos de turno de una cabalgata celebrada en pleno mes de Julio.

Sigueme por correo